Without spending too much time on in-depth insights and anecdotes of what happened next, let’s just say that a number of Replica Watches brandstook the decision of developing and producing their own movements.Third party suppliers of movements outside the Swatch Group (Rolex Replica Sellita, Soprod etc.) took the opportunity though and probably saw some double digit growth numbers ever since. Brands from the Richemont Group for instance, either started making their own movements (Replica Rolex, Panerai) or using suppliers like Sellita to get their hands on movements. A Replica Hermes Handbags brand like Jaeger-LeCoultre was always keen on developing and producing their own movements. Jaeger-LeCoultre, for example, also delivers their movements to other watch manufacturers (e.g. Audemars Piguet).Also, within the Swatch Group you can divide certain brands using their own ETA movements, as well as brands that develop their own movements (the production often takes place at one of the ETA Replica Handbags facilities

Colombia rechaza eventuales medidas militares en Venezuela

De acuerdo con el Ejecutivo, que recordó su postura respecto a la ruptura del orden constitucional en el vecino país, debe respetarse la soberanía de Venezuela. Foto: Noti Hoy

Luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que no descarta una "opción militar" en Venezuela, el Gobierno de Colombia —en cabeza del Ministerio de Relaciones Exteriores— rechazó eventuales medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. 

De acuerdo con el Ejecutivo, que recordó su postura respecto a la ruptura del orden constitucional en el vecino país, debe respetarse la soberanía de Venezuela y encontrarse soluciones pacíficas que permitan solucionar la crisis política, social y económica que lo afecta.

“Rechazamos medidas militares y el uso de la fuerza en el sistema internacional. Todas las medidas deben darse sobre el respeto de la soberanía de Venezuela a través de soluciones pacíficas”, señaló la Cancillería.

Trump, flanqueado por su secretario de Estado, Rex Tillerson; su embajadora ante la ONU, Nikki Haley; y su asesor de seguridad nacional, Herbert Raymond McMaster, dijo el viernes: "Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluida una posible opción militar si es necesario".

"Tenemos tropas por todo el mundo, en lugares muy, muy alejados. Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y están muriendo", agregó el presidente, al afirmar que el país suramericano está sumido en un "lío muy peligroso".

En ese sentido, el Gobierno abogó por mantener ‘urgentemente’ la postura internacional para restablecer las instituciones democráticas en Venezuela: “A pesar de las dificultades actuales para lograr una salida pacífica y negociada, seguimos creyendo que este camino es el adecuado para encontrar soluciones de largo plazo”, agregó.

La Cancillería se refirió también a los llamados elevados ante las Naciones Unidas para que se utilicen los mecanismos de solución pacífica de controversias y buenos oficios “para crear las condiciones que se requieren para una negociación que ponga fin a la crisis de ruptura democrática en Venezuela”.

El Espectador