El mundo celebra a la espumosa: La Cerveza

Desde el año 2007 se celebra cada primer viernes del mes de agosto el "Día Internacional de la Cerveza"

En un buen tarro o directamente de la botella, este viernes 4 de agosto se celebra el Día Mundial de la Cerveza, una de las bebidas mayormente consumidas en el mundo y de las preferidas de la gente. 

El Día Internacional de la Cerveza se celebró por primera vez en 2007 en Santa Cruz, California, según sus impulsores, “es un día para que los amantes de la cerveza brinden por los productores de este líquido y por los bartenders que la sirven y regocijen con la grandeza de la cerveza”. Actualmente se festeja en más de 207 ciudades del mundo.

Clara, oscura, cremosa, de barril o sin alcohol; hay para todos los gustos y como cada primer viernes de agosto, el mundo celebra la existencia de la cerveza, bebida alcohólica fermentada y que puede ser elaborada con cebada, arroz, maíz, lúpulo, agua y levadura.

"La mente clara, la cerveza oscura”, dice el dicho para recordar que este líquido fermentado es uno de los mejores para acompañar a casi cualquier tipo de comida y casi en cualquier ocasión.

 

El proceso de elaboración de la cerveza comienza con agua pura, granos de maíz y una mezcla de cebada, que es el ingrediente básico al que por lo regular se le conoce como “el alma de la cerveza”; es esta mezcla la que contribuye al color y a las características del sabor de la bebida.

Pese a que contiene alcohol, a la cerveza se le atribuyen diversas ventajas, pues además de ser refrescante es natural, con nulo contenido de grasa y colesterol.

La Republica Checa es el país que más cerveza consume, con 142.6 litros por persona, seguida de Austria y Alemania con 104.8 y 104.7 litros por habitante.

Aunque el día y el motivo es lo de menos, este viernes hay pretexto para celebrar, ya sea en una comida o cena, solos o en buena compañía, pero con una cerveza bien fría.

Excelsior